xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

11.23.2008

El Gatopardo. Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Viajes desde la cama 6.


Nuestro viaje de hoy nos lleva a la singular isla de Sicilia, a la ciudad de Palermo y alrededores. Un paisaje seco, donde llueve poco o diluvia, rodeados de campos de trigo, alcornoques y olivos en el mejor de los casos, lo habitual; piedra dura y hostil como sus gentes.

Jardín al norte de Italia. Olgiate Molgora.

De la mano del Príncipe de Salina, Don Fabrizio Corbera y su familia asistimos a los últimos coletazos de una sociedad y una época. Decadencia y renovación, vivimos el gran cambio de unificación italiana, las tropas del piamontés Giuseppe Garibaldi invaden la isla, mientras algunos permanecen pasivos a la espera de acontecimientos, los mas dúctiles mueven fichas sin cesar, de aquí proviene la famosa frase “es necesario que todo cambie para que todo siga igual”, idea que refleja también la evolución de España en los últimos treinta y cinco años.

Este podría ser uno de los lechos del palacio de los Salina.

Singular personaje Don Fabrizio, rico en matices y no exento de humor y crítica nada P.C (políticamente correcta), un ejemplar en vías de extinción.
Por su boca Giuseppe Tomasi di Lampedusa, Príncipe de Lampedusa y Duque de Palma de Montechiaro, (Palermo 1896- Roma 1957) da las claves del mencionado cambio, comenzando en mayo de 1860 y terminando cincuenta años después, contado con tal lujo de detalles como si Lampedusa hubiera sido testigo ocular de los sucesos, un retrato hiperrealista de la isla y el carácter de sus habitantes.

Obra póstuma, nadie se interesó por su publicación hasta la muerte del autor, como el resto de sus libros, que son recopilaciones posteriores de escritos, estudios y conferencias.

El cementerio de Stromboli.

Luchino Visconti realizó la versión cinematográfica en 1963. “Il Gattopardo”, con un genial Burt Lancaster como el Principe de Salina, Alain Delon como el sobrino Tancredi, Claudia Cardinale como Angélica y la curiosidad de un jovencísimo Terence Hill –Trinidad- aún con su verdadero nombre Mario Girotti. Y la banda sonora de Nino Rota. Imprescindible.

Islas Eolie.

Nunca he llegado a la gran isla de Sicilia, la tengo pendiente, la primera vez me quedé observando desde el estrecho de Messina en Reggio Calabria y la segunda visité las islas Eolie o Lípari, una de las cuales se denomina Salina como el apellido del príncipe.


Etiquetas:

17 Comments:

  • At 20:41, Blogger Metis said…

    ese, es uno de los libros que creo que no leere nunca y empezare por la peli.

    ¿usted se compro toda la coleccion igual encuadernada o que?

    petons

    va todo mejor?

     
  • At 21:01, Blogger xnem said…

    casi, a 1 euro el libro.

    usted se lo pierde es un libro bien simpático, emocionante y además divertido, con principes y princesas,palacios,fiestas de gala, y esas cosas que le gustan a las señoritas. Pero nada cursi.

     
  • At 23:37, Anonymous Anónimo said…

    TA...

    me fué por el libro que al revés de lo que me suele ocurrir me aburria montones y lo "aparké a medias",mientras que la peli me encantó...

    muy sensual y sugerente esa foto de la cama...de donde ha salido?

    el cementerio borrascoso con esas tumbas de encaje... el ilustre fallecido orgulloso de su presencia sea donde sea... es inquietante ...

    tu con ese aire de vinteañero en camiseta lila esta para achuchar...

    casualidades... la cita anteriormente comentada, era con un fantasma ciciliano pero creo que alguna banda contraria de su barrio lo pilló antes y mi movil no sonó...sigo "once more", con el té verde y el indispensale MAC...

    buena semana pati, que yo tengo una "valquiria"en mi casa hasta domingo...((((gong))))

     
  • At 7:39, Blogger TOROSALVAJE said…

    La peli la recuerdo, y el libro tengo dudas de si lo leí o no.

    Saludos.

     
  • At 9:51, Blogger xnem said…

    Señorita Ta el cementerio -ya lo dice el pie de foto- es en San Vincenzo en la isla de Stromboli, y aparte de las nubes de la cima, está el humo y la ceniza, puesto que ahí está cráter del volcán.
    Esa cama -que en la casa denominaban “de Napoleón”- la encontré en una masía del Maresme donde durante un tiempo vivió y durmió un buen amigo.
    No era veinteañero precisamente y la samarreta estaba al revés, por cierto tras la vuelta del cráter de Vulcano, empezó a llenarse de agujeros por el azufre de las solfataras.

    ¿Un siciliano que no acude a una cita con una señorita? Bu?

    Señor Toro, la lectura de la novela es de las que dejan huella, por su singular estilo y esos comentarios socarrones intercalados aquí y allá y unas imágenes muy bellas con sutiles descripciones de lo que se ve y de lo que está.

     
  • At 10:37, Blogger Margot said…

    Me encantó el libro, ese Don Fabrizio y su cinismo, y su experiencia, y su escepticismo... El alter ego de un aristócrata que me llegó a caer bien y mira que eso era difícil... jeje. Sigo aplicando su frasecita del cambio y da pavor comprobar que es tan vigente como entonces, por tanto, universal, ays (como muy bien plantea usted con esta España nuestra). Una muy buena novela para contar una época convulsa y dar en las claves.

    En esa misma colección (que estaba en casa de mi hermana en mi adolescencia) he leído un montón de títulos que usted aún no ha sacado... jeje.

    Beso y achuchón!

     
  • At 11:15, Blogger xnem said…

    Señorita margot ¿no decía usted que no le gustaban las novelas con trasfondo histórico? Este es un buen ejemplo de que en ese campo también hay mucho interesante y bueno.

    Me enamoré de Don Fabrizio a quien por desgracia -o por suerte- siempre veía con cara de Burt Lancaster. Creo recordar que también se acordaron de él en "Novecento", un papel muy similar.

     
  • At 15:59, Blogger amelche said…

    Iba a preguntar lo mismo que Metis, porque veo que estás leyendo toda la colección. Y se parece a una que tenía mi tío, aunque creo que en aquellos tiempos encuadernaban todos los libros igual, por lo que parece.

    Al final caí y he estado tres días de baja con un catarro fuerte y afonía. Mañana vuelvo, ya veremos si la voz aguanta...

     
  • At 16:00, Blogger amelche said…

    Ah, Stromboli salía en un ejercicio de un libro de inglés. Me encantaría ir algún día de estos.

     
  • At 17:38, Blogger xnem said…

    La colección lleva por nombre Historia Universal de la Literatura, deben ser unos cien volúmenes o mas de Ediciones Orbis.

    A mejorarse.

     
  • At 21:46, Blogger El Dueño de los Cajones said…

    Extraordinaria idea la de tu blog. Buenísima!!!

     
  • At 23:43, Blogger amelche said…

    ¿Cien volúmenes? Pues tienes lectura para rato...

     
  • At 11:23, Blogger WODEHOUSE said…

    La película es magistral, de las de antes con todo lujo de vestuario, despliegue total.
    Yo también me muero por conocer Sicilia. No sé si alguna vez...al paso que voy.

     
  • At 16:24, Blogger xnem said…

    Gracias señor, por aquí andamos.

    Señorita amelche, digo que la colección es mas o menos así, yo de momento solo compré ocho, aunque libros para leer tendré algo parecido a la cifra que dice usted.

    Ei Wod! Me apetece mucho verla, miraré en la biblio que allí hay de todo, aunque cualquier día aparece en el kiosco en alguna colección.

     
  • At 10:31, Blogger Margot said…

    Ummm señor Xnem, me refería a que no me gustan las novelas ACTUALES con trasfondo histórico... vivimos en tiempos raros donde la tónica es la infantilización de la lectura (del resto también pero es otro tema), donde se engancha al lector con trampas simples, la mayor parte de las veces con datos erróneos o deliberadamente falseados, y donde lo que menos importa es las razones de por qué o cómo sucedió... Hoy en día se ha convertido en un género que poco tiene que ver con otras novelas. Señor Xnem, todas las novelas tienen un trasfondo histórico puesto que transcurren en un determinado momento; sólo queda averiguar si la novela es a propósito de la Historia, o si la Historia es una excusa para escribir una novela y hacerlo de mala manera, no?

    Joer, ya me puse pedante, ve? pero es que me toca los pies el tema. La Historia es una ciencia y a etas alturas de la película parece haberse olvidado. Me parece bien que cada cual lea lo que guste pero como dije en más de una ocasión... entonces regáleme cualquier otra cosa que no sea un libro. Y no lo digo por usté!! es en general, que usté y yo coincidimos en cierta rigurosidad... jeje.

    Y eso, que me pasaba lo mismo, que Don Fabricio siempre tendrá la cara y la corpulencia de Lancaster... lo que hace el cine, eim?

    Besote cubierta de gelocatiles y pañuelos de papel! (Va a ser por eso mi verborrea, jeje)

     
  • At 12:39, Blogger WODEHOUSE said…

    Ah pues yo la tengo por casa de mi madre fijo, a ella le encanta esa peli, la veré hoy o mañana, te copio la idea. un beso! vale, dos!

     
  • At 12:33, Blogger xnem said…

    era eso precisamente lo que yo quería que contase señorita margot.

     

Publicar un comentario

<< Home