xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

9.12.2008

El alma portuguesa.

Mural en Alfama.

Al hilo de lo que se decía por aquí estos días, apareció una entrevista de Victor-M. Amela al escritor portugués José Luís Peixoto en la VANGUARDIA (4.9.08)
Y que Ta me remitió sin dilación.
Aquí tienen un fragmento.

¿Cómo ve usted el alma portuguesa?


Oscila siempre entre la euforia y la depresión.


¿Y el Alentejo?


Me entristece ver que sigue como hace veinte años. Al turista le arroba, pero la gente tiene que vivir ahí cada día…


 Si Portugal fuese una persona, ¿cómo sería? 

Una persona a la que me gustaría conocer. Un buen amigo.


¿Será usted un día uno de esos viejos alentejanos?


La vejez es experiencia, y ese es el tipo de conocimiento que quiero, en el que creo y que busco, no el de los libros. Por eso yo anhelo ser viejo. Ser un viejo tranquilo: esa es toda mi aspiración.

Un bar del Bairro Alto.

En Lisboa podemos encontrar muchos ejemplos del alma portuguesa, de esa dejadez que hace que todo se caiga por su propio peso.
Sus magníficos azulejos medio abandonados, deteriorados y últimamente robados a cientos, testimonio cruel de un pasado mejor. Mientras en las plazas, los hombres siguen jugando a las cartas o al dominó, a la sombra de árboles centenarios.

Praça do Príncipe Real.

El enorme cedro de la Praça do Príncipe.

En la guía de la ciudad que yo utilicé, se define a su magnífico Jardím Botânico de la Baixa así; “tiene un estudiado aire de abandono”. Los lugareños piensan simplemente que está medio abandonado, los dos jardineros con los que yo me crucé, tenían mucho mas trabajo del que pudieran hacer en todo el año.
No obstante a mi me gusta ese aspecto, los jardines demasiado relamidos no me atraen, prefiero los caminitos de tierra y detenerme unos segundos a oír respirar al Ginkgo biloba –verdadero fósil vivo del Paleozóico-, o contemplar en silencio los Ficus sycomorus, alzar la vista hasta las copas de las Washingtonias y oler el perfume de las magnolias.


Jardim Botânico.


En la ciudad hay otros muchos jardines interesantes con muestras de árboles y plantas traídas de las colonias, como el Jardím Agrícola Tropical de Belém.


Etiquetas: , ,

7 Comments:

  • At 20:27, Blogger amelche said…

    ¿Y esos dinosaurios? ¿También fuiste a verlos allí?

     
  • At 20:57, Blogger nancicomansi said…

    ¡¡TOMA!!!
    Ese es mi parque...y me parece que Lisboa es mi ciudad (ejem....ya se que no tiene mucho mérito sin haberla visitado...)
    Me encanta ese "aire" de destartalada bohemia genuína, de la de verdad, ciudad que no se "repeina" fashion para los turistas, encantadora con sus "greñas", melancolica y atemporal, por encima de modas y últimos gritos...
    creo que me sentiría como en mi casa...
    Lo que "enrabieta" es el poco civismo que demuestran los que se llevan esos azulejos que dice usted...menuda panda de amantes del arte y la tradición bien entendida...¿y luego los mostrarán, tan panchos, en el salón de su casa orgullosos de su "saqueo"?????

     
  • At 21:10, Blogger MaleNa said…

    Maravillosa "alma portuguesa" llena de fados-hados-destino.


    Linda Lisboa, linda la bohemia.
    Abrazo Nem.


    MaLena.

     
  • At 22:41, Anonymous Anónimo said…

    TA

    ...azul lejos...en los cielos alentejo... en los mares de las caravelas...
    azul-lejos, en las miradas distantes de los viejos...
    azul-lejos ... en las paredes ...en el suelo...lejos...lejos ...como un bostezo ...

    vaya... me ispiré...

    besos de azul-lejos...

     
  • At 15:38, Blogger Blanca Vázquez said…

    Estupendas fotografías, que nos dan una idea de las ganas que tenemos de visitar este país. Aún así veo que la queja general es la falta de cuidados, el mantenimiento continuo que necesita todo lugar entrañable, si no se convertirá en un lugar despedazado y abandonado.

     
  • At 17:27, Blogger xnem said…

    Los dinosaurios señorita amelche, fue una casualidad. Ya informé en su día sobre las huellas que encontré en la playa en el sur, en el Algarve. Esto era un desvencijado invernadero donde parecía habían realizado un taller con niños, pero el tiempo, la lluvia y las goteras los había dejado como yo los encontré.

    Supongo que la Lisboa actual irá desapareciendo bajo el turismo y la modernidad, aunque algunas cosas, persistirán pese al “progreso”, por la mera existencia de los turistas. Mas que “incivismo” es cosa del negocio a cualquier precio por un lado y de la pobreza por otro.

    Ya hablaré del fado señorita malena, un poco bueno, pero en sobredósis empacha.

    Si ya veo que se inspiró señorita ta.

    Querida Z, creo que el “alma portuguesa” es la principal causante de la ruina. Sin un poco de sangre es difícil salir adente.

     
  • At 11:25, Blogger WODEHOUSE said…

    El alma portuguesa, la "saudade" no?

    Qué exhuberancia de jardines...Babilonia en portugal.

     

Publicar un comentario

<< Home