xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

5.21.2008

El mar, la mar.


Comencé este año mirando al mar, una mar enfadado y gris. Ya saben que yo le tengo mucho respeto, en el pasado me jugó una mala pasada, él es el amo y siempre hace lo que le apetece. Nosotros nos confiamos, pensamos que el Mediterráneo es un mar de juguete y no es cierto.

Se imaginan lo complicado que puede ser pintar el océano,
un ser eternamente cambiante.

Estos días, mientras hacía otro millón de cosas, he estado frente al mar, escuchando su melodía ininterrumpida, paladeando su sabor y su olor, disfrutando de sus colores cambiantes.
La cosa es que he estado leyendo “Océano mar” de Baricco, -si cuando un autor me interesa me leo todo-. Es otro de sus libros imprescindibles, con sus personajes alocados de siempre y miles de historias girando sin saber muy bien donde nos llevarán. Esta vez no es tan lineal, ni tan sencillo como en otras obras, pero él sabe como nadie construir esas preciosas piezas de relojería, donde al final todo encaja. Si quieren ver el mar con otros ojos no se lo pierdan.



La casualidad es que acto seguido empecé a leer a Herman Melville, otro de los grandes con el mar como protagonista. No por el mar en si, sino por el relato “Bartleby, el escribiente” que tiene lugar en destartalados despachos de Nueva York. En esta edición viene acompañada de “Benito Cereno” y “Billy Budd” donde si se navega en toda regla y superando en algunas ocasiones la magia de Moby Dick.
Encontré un nexo de unión muy curioso. La parte central de "Océano mar" es un relato trágico -basado en un suceso real- que pone los pelos de punta y recuerda que Alessandro Baricco es un gran amante de la literatura de Melville. Bien creo que además hay un pequeño guiño al autor americano; uno de los curiosos personajes de la posada protagonista se llama Bartleboom, extraño nombre que recuerda sin duda al amanuense Bartleby - mundialmente famoso por su frase: “preferiría no hacerlo”. Lo realmente curioso no es el chiste en si, sino que yo haya leído un libro tras otro.


Etiquetas:

26 Comments:

  • At 21:47, Blogger Tamara Sánchez Torralba said…

    Qué fotos tan preciosas... A mi también me encanta el mar y, aunque lo tengo cerca, saco muy poquito tiempo para acercarme a visitarlo...
    ¿Qué te pasó que dices que te jugó una mala pasada? (si no es mucho preguntar). Me gusta mucho tu blog, y no conocía a Baricco, pero después de lo que dices tendré que leerlo...

    Un saludo!

     
  • At 21:55, Blogger Evan said…

    ...y que lo hayas leído de casualidad.

    Preciosas tus fotos, tu mar!

    Besos!

     
  • At 22:02, Blogger Metis said…

    mañana me voy yo a mi calita a refugiarme en sus aguas y a escuchar su arrullo... le hare una foto.

    con city me he quedado yo con mas que suficiente por ahora de baricco. ahi lo tengo abandonado. como a todo ultimamente.

    saludos

     
  • At 22:46, Anonymous Anónimo said…

    TA...

    olas

    ...amar el mar amar el mar amar el mar amar el mar amar...amar amar...mar...mar...mar...........

     
  • At 23:52, Blogger amelche said…

    Curioso, yo tengo ese mismo libro (el de Melville), pero en inglés.

     
  • At 9:20, Blogger ROMINA said…

    Tamara gracias –y saludos!-. Si yo también lo tengo cerca, ayer fui a comer justo al lado y ni siquiera tuve tiempo de darle un vistazo, al puerto si, pero eso no es el mar aún.
    La mala pasada es que hace unos años, en un playa de Almería, me despisté mirando unas formaciones volcánicas mientras nadaba. Después la resaca –allí es muy fuerte- no me dejaba volver. Pasé unos momentos muy angustiosos hasta que me decidí llegar en línea recta a las rocas y salir de allí como pude.

    Señorita Evan ya sabe que las casualidades No existen.
    Un día me tiene que decir cual es su blog ¿el mismo de Carlos?

    Señorita metis, es usted un caso y luego se queja. City es preciso, sus personajes son muy divertidos, pero hay lecturas donde uno debe estar un poco pendiente para disfrutarlas, todos los escritores no son tan simples como Bucay o Coehlo –que son sota, caballo y rey-.

    La veo muy rumorosa señorita Ta, aunque el mar puede ser relajante también es electrizante cuando le parece.

    Amelche debe ser divertido leer a melvilla en su propia lengua aunque bastante difícil, yo ya tengo problemas con las jarcias, las botavaras, la cofa o el bauprés en castellano, imagine in english.

     
  • At 9:25, Blogger xnem said…

    Ummmh!

    Esta es buena!

    Que curiosa es la tecnología, salió mi lado femenino.

     
  • At 13:40, Anonymous Anónimo said…

    TA...

    ... que interesante X,más que curiosidades tecnologicas, me parece que estas pasando por um momento de metamorfosis...lo que no me queda claro es si tu caso es de "fusión" o de "desdobramiento" de la personalidad...
    como empiezes a llevar el "abrigo rojo" te aconsejaria pedir una consulta a un profesional...
    suerte amigo...espero verte antes del cambio irreversible...

    besos...

     
  • At 16:37, Blogger Margot said…

    Ummm que maravilla de foto esa primera!!! todas son cojonudas pero esa... ufff, de las que remueven mi necesidad de mar.

    Me encantó el escribiente, tanto que se convirtió en personaje fetiche durante mucho tiempo. Y de vez en cuando sigue por mis cuadernos.

    Valeee, Baricco en ná, palabrita!! jeje

    Besos, Akad.

     
  • At 17:54, Blogger xnem said…

    Mire señorita margot a mi Gregory Peck nunca me dio la sensación de un capitán Ahab serio. Es decir como siempre lo hemos visto en papeles de buenazo, en el personaje de un tocacojones tan duro como el capi no lo veo, por muy serio que se ponga. El Pequod necesitaba un capitán duro como el mármol y que diera miedo. Seguramente Gregorio era tan cabezón o mas, pero el cine es el cine. De Niro! Ese seguro que lo bordaba como en”El cabo del miedo”.
    El escribiente es algo serio, mucho de tocacojones también tenía el cabezón. Ahora que lo pienso este es un escritor de cabezones, porque la ballena parecía aragonesa también.
    De Barricco ya no le digo mas, ahora mueva ficha usted.

    Ta, así es la informática y así son los caprichos del azar. Siempre tan divertidos.
    ¿Abrigo rojo? No, no tengo ni siquiera abrigo, si aquí no hace falta.

    A ver ahora con que seudónimo salgo. Rintintín?

     
  • At 18:48, Blogger Tamara Sánchez Torralba said…

    Por eso siempre he tenido un respeto enorme cada vez que me he adentrado en el mar de cualquier manera...
    Es muy agobiante cuando empiezas a nadar y nadar, y ves que no sólo no avanzas, sino que cada vez estás más grande...
    Oye, qué playa es esa?

    Un saludo

     
  • At 22:29, Blogger xnem said…

    Cualquier playa del Cabo de Gata es muy peligrosa, la resaca es tremenda y no te deja salir, te agotas y cada vez estas mas lejos de la orilla. Cada año mueren varias personas por este motivo, he visto surfistas sacar a imprudentes exhaustos en los Escullos. Mi caso fue en una pequeña cala mas allá de Genoveses. Antes de llegar a Mónsul creo recordar, y en ese momento solo habían unas 5 personas.

     
  • At 10:31, Blogger María said…

    Parece que están bien, sobre todo el primero. Pero por mi parte van a tener que esperar los dos, porque esos pillines han vuelto a juntarse y han invadido de nuevo mi habitación. Así que hasta que acabe con ellos... Antes de ayer cayó uno gordo, y este finde seguro que cae otro.

     
  • At 10:32, Blogger nancicomansi said…

    Usted y sus sincronías....

    ¿y que le pasó en el mar?
    Se lo tragó una ballena, seguro...(es para quitar hierro al asunto...seguro lo pasó fatal, y si era niño, eso marca para toooooda la vida)

    Bartleby me impresionó mucho, la verdad. tendré que volver a leerlo.

     
  • At 11:05, Blogger Maga Viajera said…

    Acabo de comprar otra de las novelas cortas de Baricco "Sin sangre", ya le contaré que tal, pero tratandose de Alessandro estoy segura de que no me defraudará. Un saludo!

     
  • At 17:11, Blogger if said…

    Llevas una temporada en la que siempre hablas de Baricco. Yo sólo leí "Seda" y me gustó (en esa no sale el mar). Creo que en casa de mis padres tengo algo sobre un pianista o algo así que también es suyo, ¿puede ser?

     
  • At 20:48, Blogger amelche said…

    ¿Eres Xnem de día y Romina de noche? (O viceversa...) ¿Cuántos nicks tienes? :-D

     
  • At 20:48, Blogger amelche said…

    ¿Eres Xnem de día y Romina de noche? (O viceversa...) ¿Cuántos nicks tienes? :-D

     
  • At 20:49, Blogger amelche said…

    Uy, y ahora salen dobles mis comentarios... Blogger parece estar un poco loco, ¿no?

     
  • At 21:17, Blogger Metis said…

    ya sabe que yo el mar, solo donde haya arena, que cada vez esta mas negro, y no se si es que esta enfadado o que.

     
  • At 21:18, Blogger Metis said…

    ya sabe que yo el mar, solo donde haya arena, que cada vez esta mas negro, y no se si es que esta enfadado o que.

     
  • At 23:14, Anonymous Anónimo said…

    TA...

    tsts...el primer blog rayado de la red...el primer blog rayado de la red...el primer blog rayado...etc etc
    besos besos

     
  • At 21:17, Blogger xnem said…

    Pues si, cada día estamos todos mas rayados.

    “Sin sangre” no le defraudará es trepidante y misterioso como el que mas.
    Lo voy a releer en V.O. a ver como se me da.

    If, un poco mas abajo hablo sobre el pianista.

    Ando liado este finde ya contaré.

     
  • At 3:59, Blogger MaleNa said…

    Que bella la primer imagen el mar en todo su esplandor.

    Amo el mar desde siempre.

    Genio de los genios A. Baricco, por todos los santos es una delicia ese libro y todos los de él.


    Abrazo verdemar.


    MaLena.

     
  • At 11:28, Blogger a-escena said…

    Visito por primera vez este lugar. Si a usted no le importa, seguiré haciéndolo. Me gusta.
    Aunque, como bien dice, las playas de Almería son peligrosas, no por éso son menos bellas. Guardo piedras de cada una de ellas.
    Un saludo. Estupendo blog el suyo.

     
  • At 16:03, Blogger Blanca Vázquez said…

    Ya veo que estás entusiasmado con Baricco. Pues no todas sus obras se han publicado aquí, aún. Pero todo se andará, es tan famoso ya como Paulo Coelho.
    Un abrazo

     

Publicar un comentario

<< Home