xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

1.19.2008

La Camargue

Saintes-Maries-de-la-Mer

Viajando siempre dirección norte, el Sud se nos presenta cada vez mas hermoso, las marismas y los humedales son de mayor tamaño y al llegar a La Camargue, encontramos un paisaje poblado de toros y caballos blancos recios y muy peludos. Son dos razas autóctonas, se piensa que los caballos de raza Camargue descienden de los caballos prehistóricos que poblaron estos lugares en el neolítico –hace 17.000 años-, fuertes y resistentes son capaces de caminar con el barro hasta la barriga. Los Guardianes, que es como se llaman aquí a los vaqueros que los montan, los crían en sus ranchos junto a los toros, de una especie muy singular, delgada y esbelta con cuernos largos y finos. Parece que hemos llegado realmente al sur de la península, hay aquí pasión por el toro, son habituales los encierros y corridas en sus famosas plazas de toros, las “Arena”. Esta zona fue el destino de cientos de inmigrantes del sur de España y junto a los gitanos crearon una singular población con curiosos festejos populares.


Para los amantes de los caballos.
Asociación de criadores de Caballos raza “Camargue”.


Llego a Stes-Maries-de-la-Mer bajo la lluvia, parece un pueblo fantasma, casi todo está cerrado, al final termino en la Brasserie de la plage, el “plat du jour” es “Aioli et ses legumes”, este local es también el Club Taurin Paul Ricard. Por si no lo saben, Paul Ricard era el excéntrico magnate de las bebidas con su nombre.


…”Te escribo desde Saintes-Maries, a orillas del Mediterráneo, en fin. El Mediterráneo tiene un color como las caballas de mar, es decir, ni se sabe nunca si es azul, porque al segundo siguiente, el reflejo cambiante ha tomado un tinte rosa o gris…
Me he pasado una noche a orillas del mar por la playa desierta. No era alegre, pero tampoco triste –era bello. El cielo de un azul más profundo estaba manchado de nubes de un azul más profundo que el azul más claro, como la blancura azulada de las vías lácteas. En el fondo azul las estrellas centelleaban claras, más bien diamantinas como piedras preciosas, …” (499)
Junio 1888.

Vincent Van Gogh. “Cartas a Theo”.

Vi la luna llena en un WC de Arlés.

Y recuerden que a las 00.00 horas del lunes 21 el calendario de la luna marcará el 100%
Es decir que si al leer esto
Hoy es día 22; toca luna llena.

Disfruten.



Etiquetas:

12 Comments:

  • At 15:56, Blogger nancicomansi said…

    Empiezo por el final: eso de que una cosa no sea alegre, ni triste, sino bella, me pareció genial. Claro que viniendo de quien viene...(y ese su libro me lo tengo que leer...ya...)
    Tiene que ser un lugar muy especial, destellos del "chic" con Ricard y caballos de ascendencia neolítica...

    Las corridas y encierros...espero que no martiricen a los pobres animalitos, que sea un festejo meramente simbólico...
    Espero estos franceses no caigan en nuestra bárbara manera de divertirnos ( es un decir, una no lo soporta)cargándonos a los toros de la manera más sangrienta y cobarde posible...
    Ya me dirá...

     
  • At 19:39, Blogger METIS said…

    vio tambien usted a belcha?

    lloviendo.. desiertico...como en las pelis de miedo...

     
  • At 23:48, Blogger amelche said…

    ¿A Ricard también le gustaban los toros? Si tiene club taurino con su nombre...

    Las casas, sin embargo, a pesar de estar pintadas de blanco, me recuerdan a zonas del norte de Europa.

     
  • At 10:01, Blogger TOROSALVAJE said…

    Bon voyage.

     
  • At 10:28, Blogger xnem said…

    Supongo señorita nanci que es un concepto parecido a “lo bello y lo siniestro”. Creo que hay mucho de eso en los cuadros Vincent. No se lo pierda es un gran libro.
    Ricard tenían cuanto deseaba, hasta un circuito muy famoso en Paul Ricard, así que una peña taurina es como poca cosa, además vivía por la zona, un poco mas allá de Marsella. Si ha visto las fotos de las fiestas populares en ese tipo de corridas, no matan los toros y los vuelven por medio de la calle, pero también realizan las tradicionales con los primeros espadas de nuestro país, vi carteles de El Juli y demás.

    Belcha? Señorita metis, ya me lo dijo una vez, sigo sin saber, ¿que se cree que yo lo se todo? Me da una pista.

    Amelche, la segunda casa me recuerda a las típicas barracas levantinas, con su cruz y todo, y la parte del tejado de paja a las irlandesas, pero estas son raras, se ve que en verano hace mucho calor –por eso están pintadas de blanco- pero en invierno hace mucho frío y está también la lluvia y el viento, además tienen por un lado el mar y por el otro los lagos.

    Gracias Toro.

     
  • At 15:58, Blogger Reaño said…

    Estos viajes al sur se ponen cada vez mejores... gran remate "matador" con la cita del buen Vincent...

    A aguardar la luma!

    Abrazo fiera taurina!

     
  • At 20:08, Blogger Margot said…

    Me encantan esos caballos recios, parecen de juguete un poco más altos...

    Quiero una de esas lunas en mi cuarto de baño!!

    Feliz luna, auuuuuuuuuuuuuuu

     
  • At 19:54, Blogger Pam said…

    Wowww! Qué bonito...
    La primera vez que subí a caballo era un pato mareao, miedoso y tenso. Suerte que el animal no lo notó... o quizá sí y tuvo misericordia... jajaajaja

     
  • At 22:13, Blogger xnem said…

    ummmmmh! que pedazo de luna.

     
  • At 17:55, Blogger La Dulce Luna said…

    Así es...he disfrutado una barbaridad con la luna...

    Buenas tardes

     
  • At 18:41, Blogger WODEHOUSE said…

    Vaya qué curioso el fresco del baño...

     
  • At 15:41, Blogger paradise said…

    La luna llena fue increible...pero el vertigo de la terraza me produjo mareos :S

    Amo al Rocinante!!!

    besis Nem!

     

Publicar un comentario

<< Home