xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

9.06.2007

Donosti y la música

Dos curiosos percusionistas de Washington DC,
en el Paseo de la Concha.

Ya saben ustedes cuanto me gusta la música, una pasión que contemplo desde lejos, ya que nunca accedí a su práctica, ni me dió por ello, ni se puede hacer todo.
San Sebastián, como el resto del País Vasco, respira música por todos sus poros, grandes y pequeños la practican día a día. Si a eso le sumamos una ciudad turística desde años inmemoriales, tenemos una oferta grande y variada incluso en plena calle.


Música clásica en Plaza Buen Pastor, junto a la Catedral.

Txalaparta frente al Kursaal.

Etiquetas:

14 Comments:

  • At 12:16, Blogger Margot said…

    "Cine, cine, cine, más cine por favor, que toda la vida es cine, que toda la vida es cine y los sueños... cine son" cantaba Aute, hace mucho.

    Pues si le pones música en lugar de cine... lo mismito!!

    Besote, desaparecido en combate?

     
  • At 15:02, Blogger METIS said…

    la txalaparta la escuche una vez cuando vino aqui atocar kepa jurquera y me encantó.
    me hubiera gustado escuchar como sonaban esos cubos de pintura.
    ¿y no grabó la musica??

    ptons

     
  • At 17:30, Blogger Jacqueline said…

    San Sebastián me fascina y con esa luz naranja del atardecer sobre los percusionistas... más todavía.

     
  • At 17:42, Blogger MaleNa - La Porteña said…

    Wow no hay nada como el cine, la música, la pintura, los vascos son gente que vibra.
    Me encantaría escuchar a Txalaparta, no los conozco.

    Besos al ritmo.

    Nem tenés un regalex emocionador en Encendida ;)

     
  • At 18:14, Anonymous g. said…

    " pasión que contemplo de lejos ya que nunca accedí a su práctica..."..? ja ja ja, hoy me hiciste reir un montón, nene.

     
  • At 19:09, Blogger Pam said…

    Música en las calles!!!! Lo más. Irlanda es básicamente eso.

     
  • At 20:12, Blogger amelche said…

    Tiene razón Pam, en Dublín hay muchos músicos callejeros. Tanto, que a veces, con mis amigas francesa y española bromeábamos con hacernos artistas callejeras, robando una oveja de tantas que había en el campo y enseñándola a hacer el número de la cabra (para los que no lo sepan, ese en el que una cabra sube por unas escaleras al compás de la música) mientras mi amiga española, que tocaba el oboe en una banda de música y era la más experta en música, podía tocar algo mientras la francesa y yo pasábamos el plato para que nos echaran monedas.

    El instrumento de la última foto lo vi en un programa de TV. No sé si era de bricolaje o de música, pero se vio cómo se construía y cómo lo tocaban en un bosque.

     
  • At 21:17, Blogger xnem said…

    No hace tanto querida margot, y además de cantar hace pelis de dibujitos animados.

    Los muchachos de la tzxalaparta se lo pasaban muy bien, él no tenía mucha idea, pero le estaba enseñando a la muchacha que tomaba mucho interés. Nunca había visto una tan nuevecita, Los cubos de pintura señorita metis, eran un cañardo y funcionaban tan bien, como las latas de conserva.

    Bella ciudad, bellos atardeceres y bellos rayos verdes señorita jacq. Y no tire usted sus cámaras al río que en el futuro se lo agradecerán los duendecillos del jardín.

    Señorita porteña, ¿escucho usted las ultimas percusiones qu8e se gasta el señor Tom Waits? Pues una cosa así, rural, primitivo y un poco animal. Me encanta ese sonido aunque un poco repetitivo. Hay una gemelas txalapartaris que lo bordan.

    Ya sabe señorita G. Soy silbador nato, pero eso aún no es categoría olímpica, ni musical, como Charlot vamos!

    Es cierto, yo pensaba en los pubs, pero en la calle también he visto arpas, violines y flautas señorita pam.

    Lo de la oveja-cabra puede ser una buena idea para un corto. Quien se apunta? G? Jacq? Margot? Esos guionistas, venga que amelche hace de script que se acuerda de todo.

     
  • At 5:41, Blogger amelche said…

    ¡Ja,ja,ja! ¿Tú crees que triunfaríamos con el corto? ¿Y quién entrena a la oveja?

     
  • At 9:49, Anonymous TA said…

    ...me apunto al corto...quien será la cabra??

     
  • At 11:13, Blogger Margot said…

    Jjajaja la oveja-cabra? sugerente título, algo desubicada la pobre, seguro!!

    Pero qué rarito eres... jeje

     
  • At 17:56, Anonymous TA said…

    Margot, tu lo ves rarito??? si esta como una cabra!!!...con todo cariño y respecto X, pues desde luego q es mejor estar como una cabra q ser una oveja...

    béééésos!!!!!

     
  • At 17:57, Blogger Noctiluca said…

    Agosto terminó y asoman los brotes en las ramas antes secas...

    Música en las calles hay algo más alentador? más vibrante? Será que la música está en todos lados en la naturaleza?? y que los hombres prmitivos siempre buscaron instrumentos y formas de decir con sonidos....

    Qué lindos viajes Xavier, por dentro de tu alegría!

     
  • At 18:27, Blogger xnem said…

    me alegro que se lo pasen tan bien en mi ausencia, pero para chinchar les diré que la primera semana de septiembre tenía una cosa mala y otra buena, la mala era que casi todo el trabajo del mes se había concentrado en los mismos días, la buena es que cuando termine me podré rascar la barriga y pensar en ovejas-cabra todo lo que quiera. Y aquí el martes tenemos fiesta.

    Noc disferuté mucho el volumen de las aventuras de Ayla de J.M. Auel en las que narra los principios de la música, como los hombres prehistóricos -sus Mamutoi- tocaban curiosos instrumentos de percusión y viento. Un tambor que era la cabeza de un mamut o flautas creadas con huesos de animales.

    "Los cazadores de Mamuts" Jean M. Auel.

     

Publicar un comentario

<< Home