xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

2.01.2009

La inocentada del acorazado. Adrian Stephen.Viajes desde la cama 13.


Nuestro breve y divertido viaje de hoy nos lleva desde las costas de la isla de Zanzíbar, a las del sur de Inglaterra.

Por increíble que parezca los hechos sucedieron así.
10 de febrero de 1910, William May vicealmirante al mando de la escuadra de la armada británica fondeada en el puerto de Weymouth, recibe un telegrama advirtiendo de la pronta llegada de una delegación imperial Abisinia y su séquito. A la llegada de los extranjeros esa misma tarde, todo está preparado en el buque, se les brinda honores, se le agasaja, se les muestra el buque insignia, el H.M.S Dreadnought, el noveno de su nombre de la Armada Real, 1906-20, y se les conduce en carruaje escoltado hasta la estación.
Días después se supo que no existió tal delegación, se trataba de un grupo de jóvenes amigos, que tras pasar por una casa de disfraces de alquiler en Londres, se habían provisto de postizos enganchados con cola y maquillaje oscuro para los rostros.
El singular equipo estaba formado por el elegante Horace Cole como alto funcionario del ministerio de Asuntos Exteriores, Adrian Stephen ejerciendo de interprete, y su hermana Virgina, -antes de casarse y cambiar su apellido por el de Woolf- en el papel de Príncipe Ras Mendax, el atleta Anthony Buxton era el emperador Makalen, el pintor Duncan Grant y el hijo de un magistrado Guy Ridley completaban el séquito.
La noticia fue primera plana de todos los principales periódicos incluidos el Express y el Mirror, e incluso llegó al parlamento donde fue sujeto de duras críticas e interpelaciones dirigidas al primer lord del almirantazgo, el ejercito y su férrea seguridad habían sido burladas por los propios mecanismos litúrgicos del poder.


El "Príncipe" Virginia Woolf.

El libro recoge el texto que Adrian Stephen escribió en 1936 relatando escuetamente lo sucedido, un ilustrativo prólogo de Quentin Bell analizando todos los pormenores del suceso y sus repercusiones, y se completa con un pequeño relato de Virginia Woolf, “La sociedad” donde la escritora menciona la singular inocentada.


El famoso naturalista Monsieur Ardan, como la gran mayoría de los viajeros del XIX, Pierre Loti, Eugène Fromentin o Richard Burton, utilizaron frecuentemente el disfraz de manera inversa, para mimetizarse y adentrase en territorios desconocidos por los occidentales.

Ardan en algún lugar desconocido entre Argelia y Libia
a la altura del Trópico de Cáncer.

Etiquetas:

18 Comments:

  • At 15:34, Blogger amelche said…

    ¡Ja,ja,ja! Anda que no te habría gustado ir en esa expedición con Virginia Woolf and company.

     
  • At 23:26, Blogger raqueliña said…

    tu siempre viajando en tus cositas buenas¡¡¡¡ me encanta ese acabado heliografico¡¡¡¡ voy a hacer un copia-pega de la foto para la carpeta "caurel" que ta parece?


    un besito¡¡¡¡¡¡

     
  • At 0:15, Anonymous Anónimo said…

    ya veo como estáis revolucionando la ciutat con impresiones pasadas...
    ah y he visto una imagen tomada conmigo cerca en un bosque de girona
    petons
    su

     
  • At 11:16, Blogger Margot said…

    Me encantan esas inocentadas que dejan con el culo al aire a los serios-seriotes... jeje.

    Se le ve bien al Monsieur Ardan. La caracola suena?

    Besos disfazados de besos.

     
  • At 11:38, Blogger if said…

    Estoy leyendo un libro que habla de la relación entre Virginia Woolf y sus criadas, de las contradicciones de su vida privada, y me cuesta imaginármela como alguien dado a las bromas. Parece tan seria...

     
  • At 18:08, Blogger xnem said…

    Señorita if ya sabía que esta entrada le interesaría. Virginia creo que fue un poco engañada, el ideólogo de la trastada fue Horace Cole, que ya tramó una anterior en la universidad y les salió redonda, su hermano le seguía la cosa, no deja de ser la típica historia de niños bien que se aburren como ostras, son inteligentes y tienen presupuesto para eso y para mas. Sea como fuere me la imagino como en la foto, callada y muerta de miedo, con los bigotes postizos despegándose bajo la lluvia en pleno puente del acorazado. Además los ingleses tienen este humor tan peculiar de gastar bromas -pesadas incluso-, sin inmutarse. En plena broma hasta les sabía mal, de lo bien que los estaban tratando los militares.

    Margot les está bien empleado por burócratas y sacrosantorums. Es responder con su mismo lenguaje.

    Su se le saluda! Si ya veo que se acuerda de aquella bonita danza en el bosque con castañuelas piedrosas.

    Raqueliña! Pues claro, aquí todo es GRATIS, tome lo que desee, y se le apetece con mas definición solo tiene que pedirlo. Hace tiempo que nadie me hace retratos en los que salga tan “atracativo” como en los suyos. Si ve a Carlos me lo saluda porfa.

    Amelche, mire yo no hice la mili ni esas cosas, y no me gusta demasiado acercarme a esos lugares, me parecen un poco tenebrosos, y la parafernalia castrense una pesadilla.

     
  • At 20:54, Blogger amelche said…

    Sí, pero anda que no te habrías reído (si no tenías miedo de que te fusilaran, claro) pensando la cara que pondrían cuando descubrieran el pastel. Y en las otras dos fotos da el pego total.

     
  • At 23:08, Anonymous Anónimo said…

    TA....

    si os gusta saber más sobre el menudo grupo de los "Bloomsbury" del cual eran integranes Virginia, Duncan y otros que mas tarde se hicieran famosillos, os indico un libro que cuenta sobre el matrimonio de Virginia con un diplomata. Viven una relación muy abierta y muy peculiar avanzadadissimos para hoy y más todavia para la epoca Victoriana en la cual vivieran, Muy interesante: "Retrato de un Matrimonio"
    ... te has ido de Paris Dakar con ese turbante Msr Ardan ?

    un bs

     
  • At 19:05, Blogger Metis said…

    como le gusta posar con cara de malo!!

    si luego es un trozo de pan... (de los de biscottes)

    un peto.

     
  • At 10:32, Blogger nancicomansi said…

    Impagable la portada del libro...

    Y siempre me pregunté como puede "colar" un señor con la cara pintada de negro como "idem"...que a parte del color están las facciones, tanto o más importantes ¿O es que algún niño dudaba de que el rey negro fuera en realidad tan blaquito como ellos? un señor pintado...

     
  • At 10:51, Blogger xnem said…

    Señorita Nancy si los niños se creen el Caga Tió, se creen al Rey negro y al Ratoncito Pérez, tal vez los militares de entonces, entre la amabilidad de los oficiales y la incultura de los soldados, -el traductor no hablaba swahili por supuesto, hablaba latín y griego separando algunas sílabas de cada palabra, fundamentalmente textos clásicos que había aprendido de memoria-.
    Y si, esa foto de la portada me encanta, en el interior hay otras pero esa es la mejor, con la Woolf “acollonida” en un rincón.

    Señorita metis en esa época casi todos hacían cara de malo, dicen las crónicas que la exposición de la primera fotografía del naturalista, fue tomada en un día frío de invierno -granizando fuera y con las puertas del estudio abiertas, para que entrara la poca luz de sol- y el señor Ardan mantuvo el tipo un minuto y medio, es decir 180 segundos sin pestañear.

    Tengo que rastrear al grupo de Bloomsbury cuando salte del XIX al XX.

     
  • At 11:20, Blogger WODEHOUSE said…

    Es encantadora la anécdota que nos traes. Y es que hasta para gastar una broma de cierto nivel se necesita estar dotado de una gran inteligencia y aplomo, como es el caso de Virginia y su entorno familiar. Por lo visto eran todos unos lumbreras.
    También se necesita contar con la ingenuidad y candidez del contrario.
    Muy de humor británico.
    Magnífica entrada, daría lo que fuera por haberlo visto desde un agujerito.
    Casualmente acabo de terminar de leer (más bien me lo he aprendido de memoria) el ensayo de virginia:" Una habitación propia", es de una inteligencia y de una profundidad, a la vez de una sencillez exquisita. Estoy emocionada.

     
  • At 14:30, Blogger xnem said…

    Señorita Wod ahora ya solo le falta "La habitación ajena".

     
  • At 18:46, Blogger xnem said…

    Señorita margot esa caracola contenía en su interior los sonidos de los siete mares y poco tiempo después, de ella salieron los primeros prototipos para los primitivos submarinos.

     
  • At 21:37, Blogger raqueliña said…

    oks le mandate un beso al gigante carlos¡¡¡¡

     
  • At 22:38, Anonymous Blanca said…

    Anda, que curioso, como te lo montas, eres todo un teatral viajero, jejeje. Que gracia, y queda bien ese disfraz de M. Ardan. Menudos viajes que te montas, pero con la nave de la Maria, por lo menos.

     
  • At 16:13, Anonymous Blanca said…

    Lo que quiero decir es que parece que también viajas de otra forma, jejejeje, la Marijuana.

     
  • At 21:06, Blogger xnem said…

    Ya sabe que no fumo, ya sabe que para alucinar a algunos no nos hace falta ningún adimento.

     

Publicar un comentario

<< Home