xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

1.21.2009

Pioneros 33. Atelier Retaguardia. Grandes Expediciones Heliográficas 6. Homenajes Involuntarios. Roger Fenton.

Espigó del Gas. Ambrotipo, 2009. Atelier Retaguardia.

Los resultados de la tormenta anual que hace desaparecer las playas, esta vez especialmente virulenta ya que una gran ola se llevó la vida de varios temerarios curiosos que contemplaban el singular fenómeno.

En el transcurso de las primeras Expediciones Heliográficas resultaron un par de placas, que por sus características específicas me gustaría mostrar aquí como Homenajes Involuntarios, si bien en el momento de colocar la cámara y empezar la toma no se tenía conciencia de ello, en el transcurso -gracias al azar y la memoria colectiva- nos llevaron a clasificarlas así.

The Walley of the Shadow of Death, 1855. Roger Fenton.
Copia al papel salado. Colección Gersheim, Humanities Research Center,
University of Texas, Austin.

Roger Fenton fue enviado por la firma de impresores Thomas Agnew & Son a cubrir fotográficamente la Guerra de Crimea (1854-1856), considerada la primera guerra documentada gráficamente de la historia. La censura de la corona inglesa y también los problemas técnicos, dieron como resultado una guerra de ficción, mostrando a oficiales y soldados en situaciones de reposo. La situación volvió a repetirse años mas tarde con Margaret Thatcher y el conflicto de las Malvinas, dejando entrar a las islas solo a dos determinados fotógrafos.

Roger Fenton posando en su Photographic Van.

El fotógrafo inglés trabajaba con placas al colodión con su propia variante del inventor Archer, y llega al conflicto en su carromato provisto de cuarto oscuro, cinco cámaras, 700 placas de vidrio, elementos químicos, aparejos y con un ayudante, en Gibraltar compra cuatro caballos y desembarca en Balaclava en marzo de 1855. Un mes después ya está en el frente con su asistente Marcus Sparling. Allí encuentra temperaturas abrasadoras, -el agua de lavar las copias le quemaba las manos- monótonas llanuras vastas y lisas, y la imposibilidad técnica de fotografiar el campo de batalla, los largos tiempos de exposición lo hacen imposible, así que realiza retratos y vistas generales de soldados y ejércitos, -y muchos retratos de encargo que utilizaba para pedir ayuda técnica y poder transportar su carro-, cuesta creer al mirar sus fotografías, que incluso en algunas tomas hubiera riesgo de sus vidas, como así fue en la que hoy mostramos y que tubo que realizar cien metros mas atrás del lugar idóneo, porque se trataba del mismo frente de batalla.

“El Valle de la Sombra de la Muerte” es la única imagen crítica y la que nos dice todo lo que allí está sucediendo, no hay cadáveres, solo los restos de las bombas en el pedregoso y árido terreno, el título es ya clarificador.





Etiquetas: ,

12 Comments:

  • At 17:55, Blogger más pan said…

    es muy curioso andar conectando pasado y presente a través de imágenes, verdá?

     
  • At 19:06, Blogger xnem said…

    verdá.

    Como usted hace con una simple barra de pan, aunque no tenga nada de simple claro está.

     
  • At 21:51, Blogger Blanca Vázquez said…

    Vaya documentos que estás desempolvando. Curioso, historia pura y dura de reporteros de guerra se puede decir. Y que dificultades tenían para hacer todo, ahora con la de tiempo que hemos ganado! aunque sigamos con la censura, como bien dices por la Malvinas, Irak o Afganistán.
    Pásate a leer mi reportaje sobre el cine romántico.

     
  • At 11:08, Blogger Margot said…

    El primer reportero de guerra?

    Deliciosa historia, compi.

    La CNN sigue con la tradición asi que sólo me queda pensar que quien manipula la emisión manipula los hechos (que verdad de perogrullo, ya). Pero esos primeros fotógrafos tenían una inocencia que nosotros ni por asomo.

    Besos muchos

     
  • At 11:50, Blogger xnem said…

    Señorita margot Marie-Loup Soguez en su Historia de la Fotografía (Cátedra 1981) menciona que “Lord Panmure, con el fin de realizar alzados topográficos, decide mandar a dos jóvenes oficiales, Brandon y Dawson, a sacar fotografías de las operaciones. Después de recibir clases practicas del fotógrafo londinense Aclaman Mayal, son destinados a Sebastopol. Aunque quedan rastros de su labor en los archivos británicos, sus clichés se perdieron en el anonimato de las misiones militares.”
    Potonniée asegura a su vez que “el primer fotógrafo en Crimen fue un tal Nicklin que desapareció con sus dos ayudantes en el naufragio del Rip van Winckli, Acaso los dos ayudantes fueran precisamente Brandon y Dawson”. Esto lo puntúa también Marie-Loup. Sea como fuere Roger Fenton (1819-1869) pintor y abogado, aparece en todos los libros de historia de la fotografía como el primer fotógrafo –no exactamente reportero eso aún no existía- que documentó una contienda como pudo, de hecho nunca mas volvió a un frente, ni ejerció como fotógrafo profesional, llegó a Londres con un tremendo cólera y sufrió las malas críticas de la época a su trabajo.

    Blanca esta época de la historia en general y de la fotografía en especial es francamente interesante y muy recomendable parea los curiosos.

     
  • At 11:51, Blogger xnem said…

    En Crimea no en Crimen, maldito word que sabrá él.

     
  • At 20:48, Blogger TORO SALVAJE said…

    Jo, que interesante.
    De verdad de la buena.

    Saludos.

     
  • At 20:58, Blogger amelche said…

    ¡Qué cosas! Y ahora, con una cámara digital en el bolsillo te puedes ir a fotografiar una guerra, sin carromato ni nada. Eso sí, con bastantes tarjetas de memoria, baterías y cargador, suponiendo que haya electricidad en esa guerra para poder cargarla y seguir haciendo fotos...

     
  • At 23:36, Blogger Jacqueline said…

    WOW!!!

    Es tambien mi foto favorita y el texto es super interesante, no podia dejar de leer!

     
  • At 17:31, Blogger nancicomansi said…

    ¡Que románticismo el de Fenton!
    COn sus cámaras, sus placas de vidrio, potígues químicos en un carromato un poco "atrotinado"...la verdad...
    Nunca me imagine que ehn esa época hubiera ya reporteros -fotógrafos de guerra, y menos que se desplazaran al lugar de los hechos de esta manera tan "sicalíptica"!!!!

     
  • At 19:05, Blogger xnem said…

    Como vimos hace unos días en el post sobre Gustave Flaubert y su gran viaje junto a Maxime du Camp el romanticismo a veces viajando se cura señorita nanci, parece que el señor Roger Fenton también tubo suficiente ración. Por cierto tuve que buscar sicalipsis en el diccionario, no lo tenía muy claro: Escabrosidad, malicia sexual.

     
  • At 23:38, Blogger nancicomansi said…

    Ja,ja,ja...que nada tiene que ver, pero a mi me suena a "extravagante", "rimbombante"... a todo menos a algo de caracter escabroso...
    Quizás porque me recuerda a "apocalíptico"?

     

Publicar un comentario

<< Home