xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

4.19.2007

DIE MAUER

Prinz-Albrecht-Strasse.

Berlín estuvo drásticamente dividida desde 1961 hasta 1989, la huella de su famoso muro sigue aún muy presente. El capricho y el azar dejaron a uno u otro lado familias, amigos, o lugares de trabajo. Las historias increíbles son muchas, así como los métodos utilizados para pasar de un lado al otro.
Símbolo de la guerra fría, el muro fue creado para impedir la constante huída de la zona controlada por los rusos, -especialmente trabajadores cualificados- en busca de la prosperidad del “milagro económico” de la RFA.

De la noche a la mañana fue apareciendo un muro de 5 metros de alto, en bloque prefabricados de unos 15 cm de ancho, coronado por alambres de espino y controlado desde torretas de vigilancia, nidos de ametralladoras y campos minados a lo largo de 120 kilómetros que rodeaban completamente Berlín occidental.
Unas 5000 personas consiguieron cruzar en esos 28 años, casi el mismo número fueron capturados y 191 murieron en el intento, tres de ellos en 1989.

La red dispone de mucha información para los que deseen profundizar.

Sebastianstrasse.

Un trazado de adoquines sustituyó numerosas partes del muro al ser retirado, una de mis actividades cotidianas fue seguir esa huella, como una intervención artística tipo “caminata Richard Long” y observar los caprichosos giros y cambios de dirección, algunos tan absurdos como inverosímiles.


Salida del metro de Postdamer Platz.

Aún hay diversos tramos del muro a lo largo de la ciudad, el mas espectacular está sobre las ruinas de los calabozos del desaparecido temible edificio sede de la SD (Servicio de Seguridad) de la SS y el edificio colindante, la oficina central de la Gestapo en Prinz-Albrecht-Strasse. En este lugar se planificó el genocidio judío, la persecución y asesinato de diferentes grupos de la población. El muro permanece protegido, pero muy deteriorado por las piquetas, casi no hay pintadas y es el único punto que muestra su original crudeza. Desde 1997 se muestra aquí la exposición al aire libre “Topografía del terror”.

Junto a la salida del metro de Postdamer Platz hay diversos segmentos del muro con información histórica que hacen las delicias una vez mas, de las cámaras de los turistas.


East-Side Gallery.

Entre el río Spree y Mühlen-Strasse se dejó en 1990, un kilómetro y medio de muro casi intacto para ser utilizado como soporte por artistas, es la East-Side Gallery.

Una turista española.

Si alguno ha visto la hermosa película “La vida de los otros” (Florian Henckel von Donnesersmarck 2006), habrá visto que no era nada fácil la vida en el interior del “muro antifascista” -como lo denominaron sus creadores- y como las maneras de obrar e incluso su estética, recuerdan sobre todo, contra aquello por lo que supuestamente se luchaba. Hoy no les recomiendo el trailer porque no les quiero destrozar la película y sobre todo si la han visto, no le cuenten a nadie ese extraordinario final, pero si les voy a recomendar un libro; “Mi siglo” de Günter Grass; cien relatos –uno por cada año del siglo XX-. Les ruego que se detengan especialmente en el capítulo “1961”.

East-Side Gallery.

Etiquetas: ,

16 Comments:

  • At 15:45, Blogger xnem said…

    Dos cosas.
    Tengo de nuevo línea, diversos problemas en el router me han dejado sin línea telefónica hoy, espero esto siga funcionando.

    La segunda: Nunca he visto la película "El muro", ni he escuchado entero el disco de Pink Floyd, en esa época ya me daban urticaria, solo ahora y poco a poco he podido recuperar la múscia del grupo de Canbridge, pero SOLO sus primeras grabaciones; "Ummagumma" y "Atom Heart Mother", la guitarra de David Gilmour y el ego de R.Waters -que sigue explotando esta grabación en directo- me siguen cargando.

     
  • At 18:56, Blogger Nathalie said…

    Precios post sobre el muro... por cierto que ya me estoy bajando "La vida de los otros", por que después de leerte me han entrado unas ganas terribles de verla :P

     
  • At 23:03, Blogger Colombine said…

    gracias , muchas gracias por este larguísimo paseo por berlín .como ya te dije estuve en noviembre y me fascinó la ciudad . leerte ahora es como regresar . también ví y me gustó "la vida de los otros" . de ambas experiencias dejé un rastro en el blog .

    http://masalladeespejo.blogspot.com/2006/11/las-tardes-de-berln.html

    http://masalladeespejo.blogspot.com/2007/02/la-vida-de-los-otros.html

     
  • At 23:46, Blogger xnem said…

    gracias colombine ahora mismo le doy un vistazo. Ciudad interesante como para dedicarle unos cuantos días.

    nathalie te encantará. Ya me dirás.

     
  • At 23:55, Blogger xnem said…

    Colombine no he podido ver el vídeo -damasiado largo dice- aunque ya lo conozco, no quise ponerlo premeditadamente, no lo vean por favor si no vieron el film.. Hay una modas estúpida de contar TODA la película en los trailers. Me encantan los trailers; presentar, resumir, dar ganas de...es muy difícil, a destripar chistes y sorpresas no le veo la gracia.

     
  • At 2:38, Blogger Loredana said…

    y cuándo regresas?

     
  • At 8:36, Anonymous TA said…

    me encanta la primera foto colorida en blanco y negro!!! que es lo que se ve , que no lo veo claro, bajo la "piel" del muro?... como si fuera su esqueleto ...explicame porfa...bs

     
  • At 8:58, Blogger xnem said…

    ta es exactamente eso, el esqueleto, supongo que los cazadores de souvenirs se querían llevar sus "trozos de muro” o la fiebre demoledora de los primeros meses y está todo repicado y hasta se ven los hierros interiores, un armazón metálico que sostiene el cemento, como veis este es el único trozo vallado para que no se pueda tocar.

    Lo; regreso de un viaje cuando parto hacia otro.

     
  • At 11:27, Blogger Margot said…

    Me recordaste a Pulgarcito, siguiendo adoquines en lugar de miguitas, eso sí... jeje.

    Me gustó la peli pero con reticencias, no sé, me pareció irreal, demasiado "engarzada", sobre todo el de los dos papeles protagonistas, muy tópicas su evolución pero reconozco que merece la pena verla.

    Besosssss de arriba las migas, abajo los muros!!!

     
  • At 11:37, Blogger amelche said…

    Me gustó lo de los adoquines, no lo sabía. Podrían haber asfaltado toda la calle, sin más. Pero dejaron el recuerdo de por dónde iba el muro. Cicatrices para no olvidar.

     
  • At 12:10, Blogger La Dulce Luna said…

    Fíjate lo que es la vida, yo visité el Berlín oriental cuando tenía 17 años y tengo varias cosas grabadas de esa visita

    Nos hacían cambiar 40 marcos, que no servían en la Alemania Occidental; lo cual, quería decir que había que gastarlos a la fuerza.

    Cuando cruzamos el muro, tuve sensación de miedo y la primera imagen que tengo es de colores grises y pardos y de una gran avenida muy destartalada, muy vieja, muy solitaria con un antiguo Buick (qué curiosidad, porque creo que es un coche americano) de color negro.

    Estuvimos en la estación central y...para sorpresa nuestra estaba sonando una canción de Mocedades.

    Posteriormente , he estado trabajando muchos años para una empresa alemana y he tenido que viajar mucho a este país y te puedo decir que, actualmente, todavía se notan las diferencias entre las dos zonas. Yo a la zona que voy mucho es a una ciudad que se llama Lübeck (occidental) y entre esta ciudad y Rostock (oriental), que esta relativamente cerca hay diferencias en infraestructuras, en eventos culturales, los precios de las cosas son más o menos las mismas, el paro es muy acusado en la zona oriental...

    Bueno, es lo que yo he vivido y...así lo cuento.

    Dulce día para ti

     
  • At 14:12, Blogger xnem said…

    Señorita margot es usted muy exigente con los personajes de ficción, la verdad es que últimamente los guiones parecen piezas de relojería suiza –no nipona- , aunque en un país así no me extrañaría nada que la realidad –una vez mas- superara la ficción.

    Amelche. Una cicatriz kilométrica.

    Dulce; muchas gracias por tu aportación, lo del parque automobilístico de Berlín –aún hoy- merece un capítulo aparte, ya llegará. Un Buick! Que bueno.

    Porque avenida entraste? Ander Den Linden? Por el famoso paso C?
    Si la diferencia es patente hoy en día y una diferencia cultural grande, he oído alguna expresión despectiva de algún alemán a otro como; “es que es de la Alemania oriental!”
    Si, y otra cosa estamos al 13% pero anoche ya había una luna preciosa.

     
  • At 14:14, Blogger xnem said…

    Unter Den Linden quise decir, que aquí Mr.Word tiene siempre la última palabra.

     
  • At 20:10, Blogger Pam said…

    Ufff, qué ganas de pirar de aquí...y ver todo eso.

     
  • At 5:43, Blogger Milonga Fina said…

    Muy bueno lo de seguir el trazado de los adoquines. Me tentaste para ver "La vida de los otros". Gracias y besos.

     
  • At 16:03, Blogger Lila Magritte said…

    Muy interesante recorrido por la historia.

    Saludos.

     

Publicar un comentario

<< Home