xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

3.19.2007

Los desiertos

Desierto de Baja California. México.

Esta semana he estado viajando de la mano de Agustín Fernández Mallo a bordo de su “Nocilla Dream”. Con mucho gusto y singular alegría -como dicen algunos camareros del D.F- Agustín nos lleva del desierto de Las Vegas al de Albacete, de una diminuta micronación en cualquier parte insólita del mundo a la China.
Agustín habla mucho de los desiertos, como es un tema que tengo pendiente, vamos a tratarlo con su colaboración.

…”El desierto, por plano e isótropo, es el lugar menos catastrófico, salvo cuando la quietud se rompe y un escarabajo arrastra una piedra, o en un pliegue nace una hierba, o un álamo encuentra agua y crece. “…


Desierto en Cabo de Gata. Almería.

No obstante como ya dije hace unos días, Nocilla Dream me deparaba alguna que otra sorpresa importante y si no vean como comienza el capítulo 60.

…” Madrid. Un barrio céntrico. Es un cuarto piso de un edificio en algunas zonas apuntalado y en un claro estado de abandono. En su interior, desde hace 8 años, permanecen 120 cuadros de la pintura norteamericana surrealista Margaret Marley Modlin. Murió en 1998; su marido 2 años después y el único hijo de ambos 2 años más tarde que el padre. “…

¿Les suena? A mi mucho. Los Modlin son parte de los personajes que desfilan por este libro. Seguro que Agustín Fernández conoce de algo a Paco Gómez, lo que no estoy seguro es si Paco conoce esta historia.


Etiquetas:

10 Comments:

  • At 12:00, Blogger Margot said…

    Jajaja el señor de las conexiones...

    Este año me haré otra de desierto, muy abandonado lo he tenido, ya tengo casa en Las Negras para septiembre! yeah!

    Te traigo fotos? salvo de la playas nudistas que luego el personal se me mosquea... jeje

     
  • At 12:04, Blogger Margot said…

    Ey, cómo me ha gustado lo del contracampo!! ya sé donde me paso yo la vida... siempre he dicho que yo soy urbanita y poco de campo pero en realidad es que... soy de contracampo!!!

     
  • At 13:48, Blogger Nathalie said…

    Está claro que lo tuyo son las casualidades y los encuentros. Espero que nos sigas haciendo partícipes de ellos.

    Sí, vale, andamos un poco "idus" de al cabeza juasjuasjuas...

     
  • At 14:05, Blogger xnem said…

    Señorita margot aeiou; Las negras en septiembre. No olvide un paseo por la cueva de las gaviotas? Los patos? Ya no recuerdo, a la derecha de la playa entrando por el camping. Y sobre todo la inevitable paella en el Manteca –las mejores de la zona-. Espero que aún este el chiringuito de la guiri en la playa.
    Ah! Y ya sabes lo de “ir al pelo”, “me viene al pelo” y lo de ir a “contrapelo”, chungo!.
    Me gustó aquella frase de ir alineado con el viento de la vida, eso los del surf saben; “la gran ola” y todo eso.
    Lo de las conexiones ya no se que pensar, me quedan unas hojas para terminar el libro pero me da yuyo encontrar un capítulo sobre un bloguero colgao con los volcanes, las ballenas, los mamut, las fotos encontradas, los desiertos, las islas semi desiertas, la música, …

    Natalie; así es.

     
  • At 15:31, Blogger METIS said…

    tio, al final haras que me lea el libro..
    yo el unico desierto que he visto ha sido el del sahara cuando fui a tunez y un poquitin en la zona de egipto.
    pero para desierto el de mi nevera cuando volvi de tarragona..

    petons

     
  • At 16:50, Blogger Santa said…

    Não conheço desertos. Penso numa paisagem que deve aproximar das regiões áridas e secas do nordeste do Brasil.

     
  • At 23:13, Blogger Colombine said…

    me entró sed de desierto y de campos de pitas y de dunas y de playas lunares . un abrazo

     
  • At 17:34, Blogger Alba y Alvaro said…

    Hay demasiados desiertos en el mundo, sobre todo en los cerebros de la gente.

    Curioso post. Y muy inquietante lo del piso abandonado con los cuadros.

    Un saludo desde el agua

     
  • At 22:39, Blogger Lena said…

    Ese es el libro que me recomendaste en uno de mis últimos post... :)))
    Y a mi que los desiertos siempre me han dado pánico...Quizás leerte me ayude, no?
    Besos,
    Lena.

     
  • At 22:54, Blogger xnem said…

    Lena; a mi un desierto me da pánico si se pinchan dos ruedas, si te quedas sin agua o si te pierdes. ¿Viste la peli Babel? Es muy fácil perderse en el desierto, te desorientas con mucha facilidad.
    De todas maneras me da el mismo miedo que me pase eso en una carretera perdida del Pirineo o quedarme atascado en un ascensor un viernes a la tarde en un edificio de oficinas.

     

Publicar un comentario

<< Home