xnem

Lugar de encuentro. En un mundo donde cada vez hay mas pasajeros y menos viajeros. Todas las fotografías de este blog pertenecen a su autor, menos aquellas que así lo indican.

7.15.2008

El Nuevo Mundo.


Confirmada nuestra capacidad para habitar el Nuevo Mundo por unos días, había varias prioridades que no debían de hacerse esperar. Así tras dejar velozmente las maletas en el hotel, nos pusimos a patear las calles dirección Este. Esta ciudad es tan cuadriculada que nadie puede perderse. Ante nuestros ojos apareció como un fogonazo el Chrysler Building, con su aguja metálica art déco de acero inoxidable, inspirada en el radiador de un coche, sus gárgolas animales de acero que recuerdan las capotas de los modelos Chrysler Plymouth del 29 y sus enormes tapones de radiador alados. Entramos en el vestíbulo sigilosamente, aunque un cordón nos impedía ir mas allá y ver con comodidad las puertas decoradas de los ascensores, el techo también es muy interesante, repleto de escenas de medios de transporte de los años 20 pintados por Edgard Trumball. El arquitecto William van Allen no cobró ni un centavo por su trabajo, ya que Mr. Walter P. Chrysler lo acusó de aceptar sobornos de los constructores. De la Grand Central Terminal -justo al lado- ya hablaremos mas adelante.


Dejamos el Lower Midtown rumbo Sur hacia el Garment District, la siguiente cita era a muy pocas calles, ocho exactamente de la 42nd St a la 34. El Empire State Building es desde septiembre del 2001, de nuevo el edificio mas alto de la ciudad, los 77 pisos de la Chrysler lo fueron por muy pocos meses, hasta que terminaron esta grácil torre puntiaguda de 102. Su famoso mirador está en la planta 86, pero esa aventura merece mención aparte, la primera noche sólo entramos en su vestíbulo de mármol -en obras como media ciudad- para hablar del horario con una simpática portera de color.



Al día siguiente teníamos cita encantadora a la hora de comer, contrario a lo que pueda parecer por su nombre, The Empire Diner no está junto al rascacielos que homenajea, está justo al otro lado del district, en los confines de Chelsea. Es una reproducción fiel de un clásico restaurante estadounidense art déco, barra de acero inoxidable, accesorios negro y cromo y una cocina envidiable. Comenzaba aquí nuestro romance gastronómico con la ciudad. El Empire Diner es mundialmente famoso por la portada del disco recopilatorio doble del 84, “Asylum Years” de Tom Waits que incluía una reproducción del cuadro de John Baeder con el restaurante en la noche.



Y quien me iba a decir a mi, que la casualidad haría que yo comiera en ese lugar y que viera una actuación del músico de Pomona, California a pocos días, en el mismo mes. Thomas Alan Waits actuó anoche en la capital catalana por primera vez en la historia. El concierto simplemente genial.



Recuerden si hoy es 18 de julio toca luna llena,
aunque esta noche podrán gozar por aquí una gran luna de verano.

No hubo luna en NYC, estábamos justo en la antípoda en plena Luna Nueva.
Una de las cosas que lamenté dejar en el tintero por falta de tiempo, fue la visita al “IntrepidSea-Air-Space Museum, un museo naval situado en un portaviones de la II Guerra Mundial -creo que actualmente en reparación en Nueva Jersey- donde también se trata la exploración aérea y Mision Control donde pueden verse misiones de la NASA en directo, tal vez habríamos encontrado alguna noticia tan interesante como esta del Apollo 12.

Etiquetas: ,

14 Comments:

  • At 0:33, Blogger amelche said…

    No sabía que ese edificio estuviera inspirado en un coche. Por cierto, gracias por la postal, me llegó esta mañana.

     
  • At 14:04, Blogger xnem said…

    Contesto aquí cuestiones que han surgido estos días en los cometarios y correos sobre NYC. Parece que la tecnología va solucionando lo que la tecnología quita. Ahora va lento pero va.

    Alguien preguntaba donde estaba tomada la fotografía nocturna con el Empire State al fondo de un puente. No es el Empire, ese puente es el final del Puente de Maniatan a su legada a la isla, el edificio iluminado que asoma es el Woolworth Building, este edificio sede del nuevo tipo de tiendas que ideó Frank W. Woolworth en 1876, donde todo valía cinco centavos, no hay que decir que el señor con su cadena de almacenes ganó una fortuna.

    Señorita nanci, la foto de la “pin-up entradita en carnes” es un anuncio de una de los musicales en los teatros de Broadway. Como la mayoría basado en éxitos de taquilla de cine mas o menos actual.; La Sirenita, El Fantasma de la Ópera, Los 39 escalones, Mary Poppins, El Rey León, Grease, Hairspray, Xanadu, Una rubia muy legal, El Jovencito Frankenstein y esta que no era otra que Cry-Baby, seguro que la recuerda, “El Lágrima” la titularon aquí con Johny Deep de protagonista. También estaban esas producciones incombustibles como RENT, Chicago –al ladito de nuestro hotel- y la exitosa HEIGHTS –justo en frente del hotel- entre otras muchas, dos tenían muy buena pinta; The Marriage of Bette and Boo y Patti Lupone GYPSY.

    Mire en myspace.com/crybabyonbroadway

     
  • At 15:12, Blogger Metis said…

    es que todo acaba en punta alli o que? pobres pajaros... seguros que no se posan en los edificios.

    vamos, que se lo paso bien por lo que veo.

     
  • At 15:57, Blogger xnem said…

    Se posan señorita claro que se posan y los hay grandes, muy grandes.

    Nos lo pasamos muy bien, se trataba de eso.

     
  • At 16:44, Anonymous Anónimo said…

    TA

    Creo que los ciudanos de la BIg City están más preocupados con los aviones que "posan" en sus edificios que con los pajaritos para los cuales han puesto el parque...

    por cierto cariño... de que color era la portera simpatica del edificio Chrysler?? ;)

    bs

     
  • At 17:27, Blogger Margot said…

    Todo tan grande y alto... ufff. Me encantan las fotos del empire diner!!!

    Malaje!!! pedazo concierto, serás... ays, que me puede la envidia.

    Beso en punta, pirata!!

     
  • At 18:57, Blogger xnem said…

    059999 que bonito número. Gracias a todos por estar ahí.

    De color muy negro señorita Ta. Es una forma P.C de hablar ya sabe. Nunca se dice de color cobrizo por ejemplo, ni amarillo, -los chinos y japoneses que yo conozco tampoco los son-, también podía haber dicho afroamericana pero eso si me parece demasiado P.C.

    Pedazo de concierto señorita margot, Tom habló, tocó el piano, cantó como ventrílocuo y se trajo polvo de Pomona para pisotear. Deslumbrante por su sencillez y maestría.

     
  • At 22:21, Anonymous Anónimo said…

    TA...

    y mientras lo PC "maquilla"las ideologias, los Arios siguen poniendo negro a los de colores...vaya uno meterse con la etica...

    besos en tecnicolor

     
  • At 0:53, Blogger amelche said…

    ¿Qué me dices, TA? Pues si hoy he leído una noticia sobre un alemán casado con una afro-alemana (si es que eso existe, el caso es que la señora era de Ghana)y habían tenido mellizos: uno negro y otro blanco. Así, ningún problema.

    XNEM: Pensaba que estabas dando el núm. de teléfono, ¡ja,ja!

     
  • At 8:45, Blogger Raquel said…

    Una crónica de lujo.

     
  • At 14:49, Blogger Metis said…

    uii 60060!! me gusta este numero para mi. lo pido en la once, si me toca le reparto señorito.

     
  • At 14:53, Blogger xnem said…

    venga a repartir, que el que reparte y reparte se lleva la mejor parte, dicen.

    Saludos raquel, me alegro que le gusten, quedan unas cuantas.

     
  • At 0:46, Blogger Zarce said…

    Me ha gustado mucho este blog. Saludos

     
  • At 17:56, Blogger TOROSALVAJE said…

    Esa barra me ha hipnotizado, y además me decía "ven, ven..."

    Espléndida.

     

Publicar un comentario

<< Home